Brasil: reforma jubilatoria da al pobre y quita privilegios al burócrata

Brasil.

Brasil ahorrará alrededor 870.000 millones de reales (más de 220.000 millones de dólares) en 10 años a través de la reforma jubilatoria que fue aprobada en el Senado por mayoría y espera la última instancia para ser ley.

Los privilegios de la clase burocrática llegarán a su fin y los más pobres se verán beneficiados.

La reforma propone  una edad mínima de jubilación de 62 años para las mujeres y 65 para los hombres, así los empleados del sector público no podrán gozar de jubilación temprana en edad productiva y el gasto de su manutención pagado por el sector productivo: el privado. Una vez aprobada la reforma, llegará a su fin este privilegio.

Asimismo, para recibir el beneficio completo, los hombres deberán trabajar 40 años y las mujeres 35.

En cambio, para gozar de una jubilación parcial, los empleados deben tener un tiempo mínimo de contribución para recibir la pensión: 25 para los funcionarios públicos de ambos sexos y de 15 años para mujeres y 20 años para hombres en el sector privado.

Actualmente la Seguridad Social ocupa el 53,4% del gasto estatal del país. Por lo cual, la reforma previsional se ha convertido en es la gran iniciativa del Gobierno de Bolsonaro para achicar el Estado.

Una vez reducido ese monto, el gobierno promete recomponer la economía del país que tiene una proyección de crecimiento de apenas 0,8 % este año, poco más del 1 % logrado el año pasado. Aunque lento y poco, sigue siendo un panorama alentador frente a los 7 puntos perdidos entre el 2015 y 2016. 

Legisladores de oposición han sido el mayor obstáculo para la reforma, pues perderían privilegios

El enorme costo que representan las jubilaciones de empleados estatales, entre ellos legisladores, han sido un entorpecimiento para avanzar con las medidas que la administración de Bolsonaro debe llevar adelante para seguir mejorando la economía brasilera.

Solo en el 2018, el déficit fue de  R $ 292 mil millones (más de 70 millones de dólares) para los sistemas de pensiones.

Esta enorme suma se ha mantenido estancada a causa de los beneficios que representa para la casta política, entre ellos los legisladores que votan en contra del recorte; dado que perderían el privilegio de una jubilación temprana y perpetua.

Bolsonaro afirma que la reforma muestra que está haciendo su trabajo

“No tenemos un plan B, ni para mí ni para nadie. Otros gobiernos lo han intentado y fracasado ”, dijo Bolsonaro respecto a la reforma que está a punto de volverse ley.

El presidente de la República, Jair Bolsonaro, dijo el miércoles (2) que la aprobación de la reforma de pensiones es una forma de indicar que «estamos haciendo la tarea».

El presidente ejecutivo dijo que la aprobación de la reforma consolidará la reanudación de las inversiones y el saldo de las cuentas públicas en Brasil.

Según el portal de Paraná, el presidente declaró que el PEC es una «reforma necesaria»:

“No tenemos un plan B, ni para mí ni para nadie. Los otros gobiernos lo han intentado y han fallado ”.

La aprobación plenaria del Senado de un punto culminante redujo la economía en $ 76.4 mil millones en diez años con la reforma de la Seguridad Social, según el cálculo del equipo económico del gobierno.

Fuente: Panampost

Compartir ahora

No Comments for "Brasil: reforma jubilatoria da al pobre y quita privilegios al burócrata"

Deja un comentario